¡Bravo Alex Txikon! A por la cima del K2 en invierno.

El escalador vizcaíno se ha propuesto hacer cumbre del K2 (8.611m), la segunda montaña más alta del mundo ubicada en la cordillera del Karakorum. Él y su equipo se aventuran a realizar el ascenso sin oxígeno y esta vez en invierno, época donde más se complica dicha hazaña y que nadie ha conseguido. Actualmente han equipado hasta el campamento 2 a 6700 metros.

ALEX SE SUPERA EN CADA EXPEDICIÓN

Como novedad este año han construido iglús para poder dormir y descansar mejor ya que la temperatura dentro es de -5 grados, mucho mejor que en la tienda de campaña donde la temperatura disminuye hasta los 26 grados bajo cero. Además, uno de los mayores descubrimientos, según cuenta Txikon “ha sido el oxígeno que se respira dentro, la saturación es mayor en el iglú que en la tienda. Por lo tanto, el descanso es mucho mayor.”

Y siguiendo con la innovación, un equipo del BC3 (Basque Centre For Climate Change) acompaña a Alex en la expedición, una de las iniciativas pioneras ha sido dotar de energía renovable al campamento base de la montaña k2 mediante paneles solares intentando transmitir el mensaje de que también una expedición debe ser sensible a los problemas del cambio climático.

SU LADO MÁS HUMANO

De la mano de la Fundación Félix Baltistán, se han unido al equipo de Alex 2 médicos siendo una de sus labores visitar a pacientes de las diversas localidades por las que pasa la expedición.
Y siguiendo con el punto de vista humano, uno de los talismanes de Txikon en sus expediciones son los sherpas que le acompañan y se lo hace saber ya que, normalmente, están en un segundo plano pero Alex les da protagonismo, y confianza. Según cuentan ellos mismos: “Esta ha sido nuestra primera salida al K2, y estamos muy contentos. No nos podemos sentir más seguros ni más queridos. A nosotros, en el Everest nos pagan tres veces más de lo que Alex nos da, pero nos dijo que si algo le pasara a alguno de nosotros, él cuidaría de nuestras familias, y eso no lo hace cualquiera. ¡Por eso, y por mucho más, estamos aquí!”

Por todo esto desde Maspormenos solo podemos decir BRAVO a Alex Txikon y su equipo, bravo por su valentía, su innovación, su solidaridad y calidad humana.

Cada días más cerca de la cima. Sigue la evolución de la expedición en su web.